Monday, 14 September 2020

NO SPAIN NO



"Espanya es construeix des de la injustícia, el seu sosteniment i suposada unitat és només una fal·làcia convenient per la qual han pagat un preu horrible els territoris que per la seva existència sostinguda ha hagut d'assimilar-se forçosament. La seva Bandera mostra la sang i el patiment que la seva història estrenya. Espanya com a concepte falla i s'estavella contra una realitat que crida justícia. El seu fracàs encara no s'ha explicat, però a la vista està, en el que es pretén ocultar i denegar. Aquest lloc i zona virtual, està dedicat per contenir i compilar material que pugui servir-li a estudiosos i Detectius Salvatges varis." 

"España se construye desde la injusticia, su mantenimiento y supuesta unidad es solo una falacia conveniente por la que han pagado un precio horrible los territorios que su existencia ha asimilado forzosamente. Su Bandera muestra la sangre y el sufrimiento que su historia contiene. España como concepto falla y se estrella contra una realidad que clama justicia. Su fracaso aún no se ha explicado, pero está a la vista en lo que se pretende ocultar y denegar. Este lugar virtual, está dedicado para contener material que pueda servirle a estudiosos y Detectives Salvages varios."
Esther Planas Balduz Bennici Barcelona Sept 2010

Hopeless Times 1936/2019 the ever pervading fascist Spain

Men in my generation have Spain in our hearts. It was there that they learned that one can be right and yet be beaten, that force can vanquish spirit, that there are times when courage is not rewarded. Albert Camus 

Dobles y triples exilos y auto-exilios: en memoria de mis ancestros judíos y moriscos

Hay muchos exilios en tantos de nosotros: Los exilios heredados, los exilios del ser converso, entre traidor y entre vulnerable auto-exiliado de la impotencia entre oportunistas. 


Tantas formas de exilio siente un alma que no se haya que no se encuentra que sigue como a la deriva entre extraños. Heredar una lengua que es con la que se ha herido a tus ancestros, considerar-la natural en su ser materna, en códigos y expresiones que encierran opresión y desprecio. 

Sin saberlo y siendo herida extrañada y confundida por no conocer tu propia lengua, la lengua de tus ancestros. 


El odio sigue de generación en generación, aunque sigue el amor, nos odian las hermanas, las tías incluso las abuelas. 

El odio continúa, como una maldición rara que no puede pararse. Y el amor lucha por encontrar un lugar, un puente, una complicidad. 

No sólo será el Catalán dentro de la tierra y la temporalidad que me vio nacer y crecer, sino el hebreo de mis ancestros y el árabe de mis ancestros. 

Aún hoy, mi dislexia es prueba que comenzaba a escribir de derecha a izquierda, que eran signos dibujados de derecha a izquierda. 

No consigo entrar en los descendientes del Latin Romano.

 No puede mi ser exiliado y confuso, leer a gusto, pensar ni escribir. 

Antes fue un lenguaje Provenzal de romance y Occitano. 

Pero antes y fuerte como la furia de miles de caballos hermosos que quieren liberarse, estaban los signos de derecha a izquierda. Los libretos que se abren por vuestra última página. 

El tema del exilio del auto exilio, del dolor, de sentidos que se despiertan en nosotros algunos en el tiempo actual y otros como heredados de ancestros que pasaron por experiencias específicas. 

Los poemas de Mose ibn Ezra son uno de los tantos textos producidos sobre el tema del exilio. Estos días recordamos los exiliados y perseguidos Catalanes por España. 

Esther Planas Balduz 2019 (i Vidal, i Amat, i Abril, i Gumbert, i García, i Gonzalez, i Bayona, i Cánaves......)


Mosé ibn'Ezra: El poema de los dos exilios

El poema de los dos exiliosTengo el pelo blanco, mas el cabello del Tiempo no ha encanecido, y los días del exilio han vuelto a la juventud.Después de haberse ajado, ha sentido placer la madre de la separación y los hijos del deseo se han enamorado.
Al volverse muy cortos los pasos de mis años, las Hndes del sendero de mis penas como el mar se han ensanchado.
Los oleajes de la vejez asimismo me han cercado, y se ha quedado seca la fuente de la juventud.

Digo a los que me reprenden: «Tened calma conmigo hasta que me lamente», y a los que m e recriminan: «¡Cesad!».

Cesad hasta que ronde por lugares que tan solo por las llamas de mi corazón y el llanto de mis ojos quedaron asolados.
Parecían ciudades destruidas por las que no pasaba pie humano y nadie las habitaba.

Después de haberse desplegado en ellas las alas de la amistad y de haberse arrastrado por ellas los vuelos del amor,
los ejércitos de gacelas disminuyeron en su interior, mientras, por el [contrario, en sus cuatro lados se multiplicaron los chacales para lamentarse. Y o gritaba, mas cómo mudos me iban a responder, clamaba, pero cómo sordos iban a prestar atención.
Tan sólo se me daban a conocer por el aroma a bálsamo de las moradas que habían abandonado.

Hasta que se cubrieran de hierba las piedras de sus ruinas yo seguiría lamentándome, se regarían con el aguacero de mi llanto ^.
Se me heló la sangre del corazón ante la mención del exilio [nedod], también los ríos de mis ojos como un dique se irguieron.

No me ayudaron estos y cada vez que les pedía: «Con vuestros bienes sobornad en mi favor», no querían hacerlo.

Sin embargo, al ver que los carros de viaje corrían hacia mí y los caballos del exilio [nedod] se acercaban, se rompieron los odres de sangre de mis ojos, los cuales
se derramaban día a día con la sangre de mi hígado. 
Decid: ¿Acaso de las fuentes del océano extraían, o
de los abrevaderos de mi cabeza sacaban el llanto? ¿O había en mi interior agua en llamas que, cuando fluía, mi vigoroso rostro se abrasaba?
Se me rompió el corazón cuando alguien gritó: «Disponeos, partid».
También los miembros de mi cuerpo se quebraron el día en el que para lamentarse por mi exilio [nudi] se concertaron mis hermanos y para llorar acudieron mis amigos. Se golpeaban el pecho llorando por mímujeres que no eran mencionadas ni designadas por sus nombres.
Zureaban con el zureo de las palomas y sus mejillas, semejantes al hilo escarlata, se volvieron como el lino blanco. Con lengua suave tiraban del borde de mi corazón y sujetaban mi alma con halagüeñas expresiones: «No abandones a los pedazos de tu corazón quede la cantera de tu amor han sido tallados.
Ten calma, en verdad los que guardan la alianza del amor
yacen con sus amigos aún entre llamas de fuego». Contesté: «Partiré para mostrar a mis amigos mis más excelsos loores que anhelaban. Vagaré buscando lo que perdí, lo que de entre mis brazos los azares capturaron.
Cuando vea a mis hermanos, se regocijarán todos mis íntimos, y quedarán confundidos los que me odian».

Sin embargo, el hombre proyecta, mas el Tiempo desbarata todos los planes que se habían hecho.

Nada conoce acerca de él mi mente, tan sólo que los que amaban se han pasado al odio.
Me ha hecho rodar hacia una tierra en la que se han apagado las luces de mi inteligencia.
Los astros de mi mente con las tinieblas de los de ciencia balbuciente y de habla incomprensible se han oscurecido.
Llegué a un territorio de maldad, a un pueblo con el que Dios está airado y a quien todo lo que existe maldice.
Entre asnos salvajes que aman al malvado, pero [ 'abal] ^ acechan para derramar la sangre del que es recto e íntegro.
Han elegido su camino los que viven con ellos, los que con ellos se han unido y mezclado.
Se han asimilado a ellos y a sus obras hasta el punto de ser empadronados y censados con ellos.
Durante los días de su juventud apacentaron en el huerto de la rec- [titud, mas cuando han envejecido talan árboles en el bosque de la vanidad.

Ellos dispusieron las flechas de los azares en la cuerda, dispararon contra mis más íntimas esperanzas.
Preguntad a los sabios que desaparecieron, aquellos cuyos testimonios viven, aunque ellos se pudrieran; inquirid también en los libros de sabiduría, pues sin boca la verdad expresan,¿han planeado los hermanos un mal como este?, ¿han tenido noticia de las tramas que urdieron?; ¿se han burlado los hijos de los padres comode mí se han burlado mis hijos y me han atacado?
Vientos perfumados que al atardecer pasáis por Granada ^^, y sobre el monte Senir ^^ sopláis, cerneos un poco sobre mis hermanos y dulcemente traed a mi nariz su perfume, traedlo.Traed los saludos de quienes habitan en el rincón del mar,
pues a mi alma complacen los hijos de Occidente ^^. A ellos envío mis quejas sobre una nube ligera, sobre las alas de un querub cabalgan, ya que olvidaron mis amores, me traicionaron,no se han afligido con mi quebranto ni se han dolido, no trajeron mi suerte a su memoria, ni le prestaron atención, no se apenaron, no me han consolado por boca de la pluma, ni los labios de una carta han pronunciado palabras de saludo. Tengo hambre y sed de esos traidores que no sienten sed ni hambre de mí.
Lloro por la época de la amistad, pues del glorioso tiempo
de la mocedad días de juventud fueron cortados, y por la belleza de las noches claras como la luz del sol, más que el ágata brillantes en su compañía. Volaron y se han enrollado como un libro sobrelas líneas escritas de mis alegrías.
Espero ver su imagen en el lecho por medio del sueño y en las fantasías que suspiran por ellos; mas muralla inaccesible es el sueño a mis ojos, demasiado elevada para poderla alcanzar. Mi corazón es muy avaro en consolarse por su exilio, pero mis ojos son generosos en lágrimas.
Haría llorar a los ejércitos de lo alto; si tuvieran ojos,
se consumirían entonces por el llanto. Se disuelve como agua mi corazón al recordar un poco
de su bondad y mis entrañas como cera se derraman. Por vida del cariño que por ellos siento, pues corre mansamente
el agua de la fuente de mi amor y no engaña. 
Estudios de Angeles NAVARRO PEIRO Universidad Complutense, Madrid 
En memoria de Antonio Perai, profesor y amigo.
(c) Consejo Superior de Investigaciones Científicas http://sefarad.revistas.csic.es Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc)


How the U.S. Schemed Against Spain’s Transition from Dictatorship to Democracy

According to conventional wisdom in Spain and in the U.S., in Spain’s transition from the Franco dictatorship to democracy, it was King Juan Carlos, with the assistance of the U.S. government (first the Ford administration, then the Carter administration),

who brought democracy to Spain. In this interpretation of events taking place from 1975, when the dictator died, to 1978, when the first democratically elected government was installed, the U.S. government actively supported the development of democracy in Spain.
The reality, however, was very different. As documented in a recent book by Nicolas Sartorins and Alberto Sabio, El Final de la Dictadura (The End of the Dictatorship), the U.S. government was not very keen on having full democracy in Spain. The primary, if not exclusive, concern of the U.S. government in Spain was to preserve its military and economic interests. Democracy in Spain was the least of its concerns.

As a matter of fact, the U.S. government would have preferred to keep both Franco and the dictatorial regime alive and in good health, rather than open up a democratic process with an uncertain outcome. As the U.S. ambassador in Spain, Mr. Stabler, wrote in February 1975 to Secretary of State (under President Ford) Henry Kissinger, It will be much easier to reach an agreement with the Spanish Government to renew the military bases in that country if Franco stays in power. But he is not going to last much longer and the transition to a post-Franco era has already begun(Archives of the Gerald Ford Foundation. National Security Advisor, Box 12, Spain).  Beginning in 1945, the U.S. government saw Spain as a military base. The democratic forces in Spain, which had helped the Allies in defeating the Nazi regime in Europe (the first battalion to liberate Paris consisted of Spanish republicans), were hoping that the collapse of the Hitler regime would be followed by the collapse of one of its main allies in Europe “ the Franco regime. To bring about that collapse, the Spanish democratic forces needed U.S. and allied support. But the Truman administration had different thoughts. Even though the Cold War had not yet officially begun, the U.S. government saw Franco’s anti-communist stance as an important asset, and his willingness to please the allied forces (to make them forget his support for Hitler) made him very agreeable to the U.S. demands. The most important of these, expressed in a Pentagon study published on April 19, 1945, was the need for the U.S. government to establish its own Gibraltar in Spain. And this it did “ not just one (Rota), but six U.S. military bases equivalent to Gibraltar were established in Spain. It was Truman who gave the green light to save Franco’s regime, and it was Eisenhower who visited Spain to give that regime the international recognition Franco craved. From then on, the U.S. government became the major ally to one of the most hated dictatorships in the history of Europe. (Franco assassinated nearly 200,000 people immediately after his fascist coup in 1939.) The U.S. government also pushed for membership of the Franco regime in NATO, a proposal that was too much for the U.S.’s European allies to accept. They vetoed it. The U.S. military bases came up for renewal in 1975, when Franco’s days were numbered. The Ford administration was aware that the Franco regime was very unpopular, and so were the U.S. government and its military bases in Spain. Even in a poll carried out during the dictatorship (which repressed all opposition views), the majority of Spaniards had indicated they wanted U.S. military bases out of Spain.
During the period 1974-1978, the Spanish working class was restless. Its opposition to the dictatorship was very active. No other country in Europe witnessed such strong popular agitation against its government. From 1974 to 1977, Spain saw enormous labor agitation, the largest in Western Europe since World War II. This worried the Ford administration. Moreover, Portugal was in the midst of a military and popular revolt against Franco’s best friend in Portugal, the dictator Salazar. The Pentagon even made plans in case Portugal and Spain were taken over by political forces hostile to U.S. interests: the U.S. would support the establishment of an Atlantic government, allied to the U.S., to include the Islands of Azores, Madeira, and the Canary Islands. The Pentagon was still recovering from its defeat in Vietnam (Saigon on April 30, 1975), and in Europe the left was positioned to win the elections in France and Italy. It was clear to the Ford administration that however much it might prefer seeing Franco remain in power, things in Spain and elsewhere were getting quite rough for U.S. government interests; it could not afford to lose Spain. And the King became the solution. Franco had appointed Juan Carlos as his successor, and at his coronation he had sworn loyalty to the fascist party (El Movimiento National). But the King (and the U.S. administration) was aware that something needed to change in Spain.
The Democratic Conversion of the Spanish King King Juan Carlos appointed Arias Navarro, a close confidant of the dictator Franco, to lead his first government. The ministers of this government, presided over by the King, were linked to U.S. economic interests and were profoundly pro-U.S. government. The Foreign Affairs Minister, Mr. Areilza, was Spanish ambassador to the U.S. in the 1950s and was close to Rockefeller family interests and the Chase Manhattan Bank. The Minister of Justice, Mr. Garriges Diaz-Caisabete, was Spanish Ambassador in the U.S. in the 1960s (and had played a key role in the renewal of U.S. military bases in Spain) and consultant to many U.S. corporations in Spain. The Vice-President, Mr. Osorio, was once president of the Spanish affiliate of Exxon. The Minister of the Economy, Mr. Vilar Mirt, had been head of a major steel company of the United Steel Corporation.
It was this government that signed the renewal of the U.S. military bases. Just as Franco had needed the military bases to gain U.S. government support, so the King now needed U.S. support to gain legitimacy and international recognition. And the U.S. government gladly offered both, even though the brutality of this government of the Monarchy rivaled that of the Franco regime. Torture, political assassinations, and jailing of political opponents were common practice in Spain under the Arias Navarro government, and the U.S. government was fully aware of this. A reception given by the U.S. Chamber of Commerce for King Juan Carlos at the Waldorf Astoria in New York was met by demonstrations against the royal visit, organized by Amnesty International.
The same support for the Spanish monarchy came from the Carter administration and its Secretary of State, Mr. Cyrus Vance. The profoundly anti-communist position of the King made him attractive to the Carter government, which had pressured its European allies to admit Spain to the European Common Market. The U.S. government thought Spain’s entry into the Common Market would be good for U.S. business interests based in Spain. Here again, no concerns were expressed by the U.S. government that Spain was still a dictatorship, now led not by a general but by a king. The European governments, however, were not ready to admit the Spanish dictatorship into the Common Market. The German Premier Helmut Schmidt, a social democrat, vetoed it. Not so, incidentally, Germany’s foreign secretary, the liberal Mr. Gensher, who supported it. He was fairly representative of the European liberal parties (which are right-wing parties in Europe), which had always put their economic interests above any liberal concerns. It was the social democratic governing parties that vetoed entry of the Spanish dictatorship to the European Common Market.
Continuing labor demonstrations forced the fall of Arias Navarro’s government and the establishment of a new monarchic government, led by Suarez, who had been Secretary General of the fascist movement and had supported most of the repressive measures of the Arias Navarro government. Suarez, along with the King, knew the situation could become explosive – indeed, the first year of the Suarez government saw the greatest labor unrest – unless a more open process was put in place, with legalization of all parties, including the Communist Party. The electoral rules, however, would be designed to discriminate against the working class and against progressive areas of the country, electoral rules that continue to this day. For example, the province of Segovia, a conservative stronghold, needs only 30,000 votes to elect a member of the Spanish parliament. Barcelona, a stronghold for progressive forces, needs 150,000 votes. And although the alliance of left-wing forces “ Izquierda Unida (to the left of the Socialist Party), which includes the Spanish Communist Party – is the third largest party in Spain by popular vote, it is only the fifth largest in Parliament, reduced to a small parliamentary group.
This small piece of history explains why European polls show that, of the populations of Europe, the Spanish population is the least friendly toward U.S. foreign policy. However, correctly reading the political situation in the U.S., the Spanish people have never identified the U.S. government and its policies with the majority of the people who live and work in the U.S. According to the same polls, compared with much of continental Europe, the Spanish population has a greater empathy for average folk in the U.S. “ that is, for the people and the popular culture. They share the opinion held by the majority of the U.S. population expressed in many polls that the federal government does not primarily represent their interests.

Vicente Navarro is Professor of Political Science and Public Policy at the Pompeu Fabra University, Spain, and The Johns Hopkins University, USA. In 2002 he was awarded the Anagrama Prize (Spain’s equivalent to the Pulitzer Prize in the USA) for his denunciation of the way in which the transition from dictatorship to democracy has been engineered, in his book Bienestar Insuficiente Democracia Incompleta, De lo que no se hable en nuestro pais (Insufficient Welfare, Incomplete Democracy; a book about what is being silenced in Spain). He can be reached at vnavarro@jhsph.edu

Published on www.counterpunch.org, Septembre 2007

See in PDF

Friday, 7 August 2020

Escandalosa declaración del Periodista letón Otto Ozols: Vendimos vilmente a los catalanes...

 «Vendimos vilmente a los catalanes por nuestra tranquilidad… España nos amenazaba»

Brutal: "Vendimos vilmente a los catalanes... ¿y ahora estamos ansiosos por salvar a los bielorrusos?". "Algunas personas preguntan por qué la actitud de la UE hacia la disolución de las manifestaciones en Bielorrusia y Catalunya es tan diferente. La respuesta no es simple...", indica el periodista letón, Otto Ozols.

por Josep Herrera
12 septiembre, 2020



Otto Ozols

11.3kVISITAS
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir por Whatsapp




Brutal y escandaloso testimonio con esta primicia. En esta Diada 2020, el prestigio periodista, escritor y articulista, Otto Ozols, ha hecho más que un artículo para pietiek.com, –medio de comunicación de Latvia (Letonia)- ha concedido un acto de contrición y revelación de conciencia.

Activista convencido perteneciente a la Asociación Letona de Regiones, se explaya en la jornada reivindicativa catalana del 11S, sobre lo que pasó meses atrás con Catalunya durante el Procés en Europa, y sigue pasando, y la situación político-social actual en Bielorrusia…


Para ello, hemos buscado sumar otra voz distinta al objeto del escándalo, con una ampliaciòn traducida del ruso desde Press.lv. Este es el duro y sincero artículo de Otto Ozols:

Con respecto a Catalunya, la UE está mostrando un doble rasero y cinismo, de hecho, está dando la espalda a millones de ciudadanos de la UE. El momento en el que literalmente fueron golpeados, fue un verdadero shock, la gente no lo entendía: cómo era posible traicionarlos así…

La razón principal puede ser la enorme influencia de España en la UE, una diplomacia agresiva y abiertamente refinada fomentada durante siglos. Los catalanes no tienen experiencia en diplomacia internacional, de hecho fueron vendidos, y los países bálticos tuvieron un papel muy vergonzoso en este asunto: en realidad compramos una sensación de seguridad a través de la asistencia militar desde España, a cambio de la libertad de otro pueblo. España y Catalunya se habla abiertamente de ello y nuestra reputación es ahora la que es.


En Letonia, los medios de comunicación y los especialistas en relaciones públicas controlados por la ONG «Vienotība» elogian a Rinkēvičs como un buen diplomático. Pero, de hecho, ha pasado mucha vergüenza, socavando la imagen de nuestro país.

Una vez tuve una breve y dolorosa conversación con un respetado periodista de Barcelona, ​​editor jefe de una gran publicación conocida en los países bálticos. Me preguntó con una brutal frialdad: ¿cómo pudiste tú, que luchaste con tanta valentía por la libertad en los años 80 y 90, traicionar a otras personas con tanta rudeza e incluso negociar a costa de nuestra libertad? Fué una pregunta retórica. Dicho esto, se despidió con frialdad y se fue.

Nunca me he sentido tan avergonzado de mi país y de mi gente. Sé muy bien que editor no es el único en Catalunya y España que piensa eso. En Madrid, incluso se ridiculiza el tema, «cuando pusimos a los bálticos en su sitio, les hicimos cerrar la boca».

Rinkēvičs todavía se permitió mentir desde el atril de Saeima [nombre del parlamento unicameral de Letonia] como si nada de eso hubiera sucedido. Aunque no era un secreto para ninguno de los entendidos en España o Letonia.

Podemos explicar larga y tediosamente por qué hicimos esto, pero eso no cambiará lo sucedido. Solo podemos vivir con esta vergonzosa situación que creamos.

Los diplomáticos hablaron casi abiertamente sobre esta presión y el trato. Así lo reconoció también en una conversación privada con un buen diplomático español, experto relacionado profesionalmente con la OTAN, quien aseguró que en varios foros, España estaba amenazando abiertamente a los Estados bálticos si no mantenían la boca cerrada y negaban su apoyo a Catalunya.

Permítanme recordarles que la OTAN se fundó como una organización para la protección del mundo libre y la democracia, no como un mercado donde países cínicos llevan a cabo tratos diplomáticos sucios.

Un buen amigo de España, también relacionado con la OTAN, me confirmó que España amenazó a los países bálticos si daban su apoyo a Catalunya y dejar de ayudarles. [Hay que recordar que España proporcionaba y aún lo hace, vigilancia y protección aérea con aviones de guerra a los países del Báltico]

Esto también fue confirmado por otras fuentes no relacionadas e indirectamente, pero claramente también por el político de la ONG «Vienotība», (Unidad) el diplomático Ojārs Kalniņš en una discusión de la televisión letona LTV sobre este tema.

Hablando de la comparación con Bielorrusia, hay que entender que Lukashenko conoce bien la verdadera esencia de la UE, que tarde o temprano preferirá los intereses comerciales a las cuestiones de democracia.

En 1990, Alemania y Francia pidieron públicamente (!!!) a Lituania que no se opusiera a la URSS; en 1991, diplomáticos de los países nórdicos aconsejaron al ministro de Relaciones Exteriores de Islandia, Hannibalsson, que cerrara la boca cuando quiso apoyar enérgicamente la lucha por la independencia en el Báltico.

En enero de 1991, Europa observó con horror formal los sangrientos sucesos de Vilna y Riga. Durante el golpe de agosto de 1991, las grandes potencias de Europa observaron los acontecimientos desde el exterior, y si los viejos comunistas hubieran ganado, Letonia seguiría ocupada. Vale la pena recordar que durante la Guerra Fría, Letonia no se mencionó en los libros de texto de historia suecos.

Debe recordarse que en la década de 1990, la ex Yugoslavia estuvo en guerra con masacres y violaciones durante 10 años; Europa prácticamente no hizo nada para detenerla de manera efectiva. La masacre de Srebrenica mató a 8.000 personas, la fuerza de mantenimiento de la paz holandesa huyó y el general francés saboteó la resistencia activa contra los bandidos paramilitares serbios.

Lo mismo ocurre con el régimen comunista de China: no hace mucho, Alemania aceptó una enorme estatua de Karl Marx como regalo del gobierno chino; La UE decidió no pensar en la plaza de Tiananmen, el Tíbet, Hong Kong y otros crímenes del régimen.

Lo mismo se aplica a Rusia: agresión contra Ucrania, un barco de pasajeros derribado, la ocupación de Crimea, y nada de esto impidió que Alemania y los países nórdicos permitieran la construcción de Nord Stream y continuaran alimentando al régimen de Putin. Las sanciones son solo de naturaleza formal, y Rusia espera razonablemente que Europa se trague otro sapo, porque la democracia para la UE es solo una ficción cuando se trata de dinero. Y Lukashenko no es tonto, lo entiende muy bien.

Y también ve que en la España europea en 2017 fue posible golpear a los votantes pacíficos, encarcelar a políticos elegidos democráticamente, difundir silenciosamente mentiras propagandísticas, chantajear y sobornar a otros países. Y la UE encuentra excusas legítimas para ello…

Otto Ozols cuando participó en la cadena humana que cruzó Catalunya, desde Le Perthus a Alcanar, el 11 de septiembre de 2013.

Thursday, 6 August 2020

Los muertos por los que nadie ha pedido explicaciones a Martín Villa

Durante la etapa de Martín Villa como ministro de Gobernación e Interior fueron asesinados en las calles 35 ciudadanos españoles por disparos de la Policía Armada, Guardia Civil y grupúsculos de extrema derecha.



Felipe VI entrega a Rodolfo Martín Villa, exministro franquista, la medalla conmemorativa de las Cortes Constituyentes. 28 de Junio de 2017


MADRID30/06/2017 22:06

ALEJANDRO TORRÚS @ATorrus


Rodolfo Martín Villa, ministro del primer Gobierno de la dictadura tras la muerte de Franco, se encontró este miércoles frente a frente con dos familiares de los cinco trabajadores asesinados el 3 de marzo de 1976 en Vitoria a manos de la Policía Armada. "Martín Villa, ¿te acuerdas de Vitoria?", le preguntaron. El exministro había acudido al Congreso para ser condecorado por su participación en las elecciones constituyentes de 1977. No eludió la pregunta y replicó a los familiares que a él le gustaría declarar ante la Justicia de Argentina, pero que el Gobierno no lo permite.

No es la primera vez que Martín Villa muestra su deseo de declarar. "Que quede claro, voy a solicitar poder declarar ante la juez, procuraré hacerlo de la forma más cómoda y más segura para mí, pero lo voy a hacer, así lo he pensado desde el principio", señaló en 2014, cuando la Justicia de Argentina emitió una orden internacional de detención con el fin de poder averiguar sus responsabilidades en la matanza de Vitoria.

Aquel 3 de marzo de 1976 tres trabajadores fueron asesinados por disparos de la Policía Armada. Otros dos morirían días más tarde a causa de las heridas. De hecho, Público tiene constancia de que el exministro reiteró por carta en noviembre de 2016 a la jueza María Servini su deseo de comparecer ante la Justicia. "Después del tiempo y esfuerzo dedicados a poder responder sin haberlo conseguido -por una dilación ajena a su voluntad y a la mía- no le oculto que es aún mayor si cabe mi deseo de declarar", escribe Martín Villa, que pide comparecer en Buenos Aires.

La Transición: un cuento de hadas con 591 muertos

Apenas cuatro meses después de aquella matanza, el 5 de julio de 1976, Rodolfo Martín Villa pasó a ocupar la cartera de Gobernación (que recibió el nombre de Interior en 1977) hasta el 5 de abril de 1979. Es decir, Rodolfo Martín Villa fue el responsable de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado durante casi tres años. Tres años en los que muchos manifestantes, personas inocentes, fueron asesinados por disparos de la Policía, de la Guardia Civil y por grupúsculos de extrema derecha que contaban con la connivencia de sectores de dentro del Estado. Concretamente, fueron asesinados por este motivo 35 ciudadanos. Martín Villa fue responsable de Interior tres años en los que muchos manifestantes fueron asesinados por disparos de la Policía y de la Guardia Civil

Son muertos olvidados. A los que nadie homenajea en el Congreso. Como el caso Josu Zabala, al que un guardia civil disparó en el pecho para posteriormente ser amnistiado sin pasar por prisión; o el de Bartolomé García, que fue asesinado por seis agentes de la Policía Nacional que a pesar de ser condenados disfrutaron de ascensos y premios en su carrera policial. Como estos casos hay 35, de los que el ministro del Interior de la época, Rodolfo Martín Villa, debería ofrecer algún tipo de explicación. Se trata de muertos sobre los que prácticamente nadie ha tenido que dar explicaciones. Por los que nadie ha respondido. Muertos cuyos asesinos permanecen impunes. "Yo no admito la palabra asesinato y usted debe retirarlo por escrito", decía Martín Villa a un periodista. Tal y como recoge Alfredo Grimaldos en La sombra de Franco en la Transición.



Los datos son escalofriantes. Entre 1975 y 1983, España vivió 591 muertes por violencia política (terrorismo de extrema izquierda y extrema derecha, guerra sucia y represión), según la obra La Transición Sangrienta (Península) de Mariano Sánchez. De ellos, nada menos que 188 de los asesinados, los menos investigados, entran dentro de lo que el autor denomina violencia política de origen institucional. Es decir, los asesinatos “desplegados para mantener el orden establecido, los organizados, alentados o instrumentalizados por las instituciones del Estado”, explica Mariano Sánchez.

Y un dato más. Sólo en 1977, con Martín Villa al frente del orden público, la Policía cargó de manera violenta contra 788 manifestaciones en España, el 76% del total. "El orden público fue un factor determinante de la Transición. Sirvió para frenar a la izquierda, que entró en el juego y renunció a las calles, donde se producían las reivindicaciones más fuertes. El cambio del franquismo a la democracia debía hacerse con el menor coste político y económico", explica Sánchez.
Memorias que perseguirán a sus verdugos

El exministro de la dictadura, entre otros altos cargos, sostiene su inocencia en el caso de la matanza de Vitoria, del 3 de marzo de 1976. A partir de aquí, Público reproduce una lista de los ciudadanos que fueron asesinados por agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y/o por grupúsculos de extrema derecha en el período en el que Martín Villa ocupó la cartera de Gobernación, primero, e Interior, después. María Norma Menchacala Gonzalo. 9 de julio de 1976.

A María Norma Menchaca Gonzalo la asesinan en Santurtzi (Vizcaya) el 9 de julio de 1976. Tenía 44 años y había bajado con sus vecinos a celebrar el día de la sardina. En otro lugar del pueblo se celebraba una manifestación a favor de la amnistía de los presos antifranquistas. Según relató su hijo, que presenció los hechos y que en 2015 presentó una querella ante la Justicia de Argentina, miembros de los guerrilleros de Cristo Rey comenzaron a disparar después de que la Guardia Civil interviniera para disolver la concentración. El hijo identificó al asesino. Incluso lo vio salir del despacho del Gobernador Civil, dice. El Juzgado de Instrucción nº 5 de Bilbao archivó el caso "al no aparecer elementos suficientes para acusar a determinada persona como autor, cómplice o encubridor del delito perseguido’.”
Francisco Javier Verdejo Lucas. 13 de agosto de 1976.



Francisco Javier Verdejo Lucas

Francisco Javier Verdejo era un estudiante de Biología, de 19 años, que fue sorprendido por la Guardia Civil mientras realizaba una pintada en una pared que decía: 'Pan, trabajo y libertad'. Tras ser descubierto, Verdejo huyó corriendo siendo abatido por un disparo de un miembro de la Guardia Civil. Solo llegó a escribir: 'Pan, T...'.
Jesús María Zabala. 8 de septiembre de 1976.

Durante las fiestas patronales del municipio de Fuenterrabía es asesinado Jesús María (Josu) Zabala Erasun por la Guardia Civil. Tras una manifestación a favor proamnistía, se produjeron enfrentamientos entre Guardia Civil y manifestantes que se saldaron con un agente disparando a bocajarro en el pecho de Zabala Erasun, que falleció en el acto. Jesús María Zabala había nacido en Irún y trabajaba como delineante en la empresa Laminaciones de Lesaca, SA. El guardia civil que lo mató fue sentenciado y amnistiado en el 77. Jamás pisó la cárcel. Martín Villa era el ministro de Gobernación.
Bartolomé García Lorenzo. 22 de septiembre de 1976



Bartolomé García

Seis agentes de la Policía asesinaron a Bartolomé a balazo limpio en casa de su prima. Tenía 21 años y era el líder del Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario en la isla de Chinet. Los agentes le confundieron con Ángel Cabrera, el rubio, a quien creían responsable de un secuestro de un empresario. Se cuentan hasta 30 disparos de bala.

Los seis agentes que asesinaron a Bartolomé fueron condenados por la Audiencia de Tenerife por un delito de homicidio. La sentencia fue firme a finales de 1982, mediante resolución del Tribunal Supremo. En 1987 un artículo de El País denunciaba que los seis seguían en activo dentro de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Uno de ellos, incluso, fue ascendido en este período de tiempo y otro fue escolta de un ex ministro del primer Gobierno socialista, destaca el artículo.
Carlos González Martínez. 27 de septiembre de 1976.

Fue asesinado el 27 de septiembre de 1976 en Madrid, al grito de "Viva Cristo Rey", cuando participaba en una manifestación convocada por la Coordinadora pro Amnistía, para conmemorar el primer aniversario de los fusilamientos de miembros de ETA y FRAP ocurridos en 1975. Fue alcanzado por dos impactos de bala disparados por un individuo, que nunca fue identificado. Tenía 21 años.

El Tribunal Supremo lo reconoció en 2006 como víctima del terrorismo. El Consejo de Ministros, en 2005, lo había rechazado.
José Javier Nuin y Santiago Navas. 28 de noviembre de 1976.

Son asesinados de dos balazos por un guardia civil de paisano en una discoteca. Santiago Navas muere de inmediato, mientras que José Javier Nuin fallece días después.
Ángel Almazán Luna. 20 de diciembre de 1976.



Ángel Almazán Luna

Tenía 18 años. Fue detenido y recibió una paliza por parte de la policía en una manifestación convocada por el PTE el 15 de diciembre de 1976 contra el Referéndum de la Reforma Política en la que se pedía la ruptura con el franquismo. Falleció en la UCI en La Paz de Madrid el 20 de diciembre por las graves heridas que sufrió. Martín Villa tiene la oportunidad de explicar por qué se dieron golpes hasta la muerte a un joven que se manifestaba pacíficamente.
José Vicente Casabany. 7 de enero de 1977.

El 7 de enero en Chirivella, Valencia, falleció José Vicente Casabany, de un ataque cardiaco, cuando trataba de huir de una carga policial en una manifestación a favor de la Amnistía. En 1977, con Martín Villa como ministro de Gobernación/Interior la policía cargó en el 76% de las 588 manifestaciones.
Juan Manuel Iglesias. 9 de enero de 1977

Tenía 15 años. Falleció de un infarto de miocardio mientras la policía cargaba en otra manifestación proamnistía. Alrededor de 70.000 trabajadores pararon al día siguiente en el trabajo solo en la provincia de Vizcaya respondiendo a una convocatoria de huelga general, lanzada por las principales fuerzas sindicales y partidos políticos vascos, como protesta por la muerte del joven.
Arturo Ruiz García. 23 enero de 1977



Arturo Ruiz García

Fue asesinado por la 'Triple A' cuando participaba en una manifestación pro-amnistía. En relación con este asesinato fue identificado José Ignacio Fernández Guaza como autor directo de los disparos que provocaron la muerte del joven estudiante. Fernández Guaza, según se informó en una nota hecha pública por la Jefatura Superior de Policía de Madrid, huyó a Francia tras el crimen. También fue implicado el argentino Jorge Cesarsky Goldenstein. Martín Villa, si accede a declarar, tiene la oportunidad de señalar la relación entre este grupo paramilitar y el Estado español.
La matanza de Atocha. 24 de enero de 1977.

Los trabajadores de un despacho de abogados laboralista Luis Javier Benavides, Enrique Valdelvira, Javier Sauquillo, Serafín Holgado y Ángel Rodríguez fueron asesinados a sangre fría. El proceso judicial que se abrió a continuación estuvo plagada de irregularidades. Antes incluso del comienzo de la vista, el juez instructor del caso, Gómez Chaparro -que provenía del Tribunal de Orden Público- concedió un permiso de fin de semana a Fernando Lerdo de Tejada, sobrino de una secretaria de Blas Piñar (fundador de Fuerza Nueva) e imputado en la causa por asesinato. Lerdo de Tejada jamás regresaría a la cárcel de Ciudad Real y, hasta hoy, permanece desaparecido. Su delito prescribió en febrero de 1997. Los otros dos imputados por el asesinato de los abogados, Fernández Cerrá y García Juliá, sí fueron juzgados y condenados, cada uno, a 193 años de cárcel.




Multitudinaria manifestación tras la matanza de Atocha RADICALES LIBRES
María Luz Najera Julián. 24 de enero de 1977

El mismo 24 de enero, horas antes de la matanza de Atocha, un bote de humo lanzado por la Policía impactó en la frente de la estudiante universitaria Mariluz Nájera, que murió. En ese momento, Mariluz se encontraba en la manifestación en protesta por el asesinato de otro joven estudiante un día antes: Arturo Ruiz.
Pancho Egea. 24 de febrero de 1977

Pancho Egea era un trabajador de la construcción que acudió a una protesta conjunta de obreros de la construcción y del metal que se celebró en Cartagena el 24 de febrero de 1976. Como era habitual, la policía carga violentamente contra los manifestantes y dispara pelotas de goma. Tres de ellas van a parar a la cabeza y al cuello de Pancho Egea. Muere de un derrame cerebral. Martín Villa, como ministro de la Gobernación puede explicar por qué los agentes disparaban por encima de la rodilla balas de goma.
Jose Luis Aristizábal Lasa. 13 de marzo de 1977



José Luis Aristizábal

José Luis Aristizábal Lasa, 20 años, estudiante en la Escuela Superior de Técnica Empresarial de Gipuzkoa, circula en su automóvil en Donostia. Detiene su vehículo para esperar al paso de una manifestación. Lleva la ventanilla del vehículo abierta. Un agente de policía le dispara a bocajarro una pelota de goma. No hubo investigación. Martín Villa era el ministro responsable.
Ángel Valentín Pérez

Un grupo de ultraderecha lo asesinó a puñaladas durante una manifestación en la plaza de Sant Jaume. Era obrero de la construcción y tenía 24 años. Era de idología anarquista.
Isidro Susperregui Aldako. 30 de marzo de 1977

De 68 años. Fallece a consecuencia de una bola de goma recibida 15 días antes durante una manifestación. Es miembro activo de Acción Nacionalista Vasca
Semana proamnistía. 7 de mayo de 1977. Cinco muertos.

El 7 de mayo comenzó en Euskadi la semana por la amnistía. Se saldó con cinco muertos. En Rentería, la Guardia Civil carga con sus jeeps sobre los manifestantes. Rafael Gómez es asesinado tras recibir una ráfaga de un subfusil en el pecho. En Pamplona, José Luis Cano Pérez, de 27 años, es rematado en la nunca por un cabo de la Policía Armada tras haber sido brutalmente apaleado. El cabo es reconocido por testigos, pero nunca es procesado. También en Pamplona fallecería Luis Santamaría Miquelena, de 72 años, a consecuencia del shock sufrido tras impactar varias de la Policía en su balcón. Miguel de Caño sería asesinado por un guardia civil que lo embistió con su coche patrulla. En Ortuella la Guardia Civil asesina de un disparo a Manuel Fuentes.
Carlos Gustavo Frechen Solana. 11 de septiembre de 1977.

Recibió un golpe con una pelota de goma en la cabeza mientras se manifestaba en Barcelona en el día de la Diada de Catalunya.
Juan Peñalver Sandoval. 20 de septiembre de 1977

Este hombre, conserje del edificio donde se encontraba la revista El papus, fue asesinado tras explotar una bomba dirigida hacia la publicación satírica. El atentado es reivindicado por Triple A.
Miquel Grau. 6 de octubre de 1977.



Miquel Grau

Tenía 22 años. Le lanzaron desde un balcón un ladrillo mientras pegaba carteles que covocaba a la Dia del País Valencià en Alicant junto a un grupo de miembros del Movimiento Comunista. El asesino, que fue condenado a 12 años de prisión de los que cumplió cinco, era militante de Fuerza Nueva. El Gobernador Civil y la Policía defienden en el juicio el carácter apolítico del atentado. El día del funeral, la policía también carga para disolver las muestras de apoyo.
Manuel José García Caparrós. 4 de diciembre de 1977

Asesinado por disparos de la Policía durante una manifestación multitudinaria y autorizada a favor de la autonomía andaluza. El día siguiente, la Guardia Civ il irrumpe en las instalaciones de Radio Juventud y apalea al periodista Rafael Rodríguez, que ha calificado por las ondas de "asesinato" la muerte de García Caparrós.
Jesús Fernández Trujillo. 13 de diciembre de 1977.

Es asesinado por disparos de la policía. Tenía 22 años años y estudiaba en la Universidad de la Laguna, que se encontraba en huelga.
Agustín Rueda. 14 de marzo de 1978. 




Agustín Rueda

Fallece en la prisión de Carabanchel tras haber sido torturado por los funcionarios. Le preguntan por un túnel que ha sido descubierto en las dependencias de la cárcel.
Francisco Rodríguez Ledesma. 8 de julio de 1977

Resultó herido por disparos de un policía durante la disolución por las fuerzas antidisturbios, de una concentración pacífica de trabajadores y vecinos de El Cerro del Águila, que protestaban por el expediente de regulación de empleo la empresa textil Hytasa. Murió seis meses después.
Elvira Parcero Rodríguez. 13 de abril de 1978

Elvira Parcero Rodríguez, de 21 años, murió tras sufrir gravísimas después de la primera carga efectuada por la Policía Armada en Vigo al disolver una manifestación de trabajadores de Ascon, que momentos antes habían celebrado una asamblea.
Gustavo Adolfo Muñoz Bustillo. 11 de septiembre de 1978

Muere asesinado por disparos de la policía durante la celebración de la Diada en Barcelona.
Ursino Gallego Nicasio. 4 de marzo de 1979

Murió por impacto de una bala de goma disparada por los antidisturbios durante una manifestación convocada por asociaciones de vecinos para protestar por la escasez de agua en Parla.

Wednesday, 5 August 2020

El Gobierno contabiliza 43 símbolos franquistas en cuarteles de la Guardia

Se consideró que 38 debían ser retirados y los cinco restantes podían ser conservados.


Bandera franquista en una manifestación en Madrid.EFE


El Gobierno tiene constancia de la existencia de al menos 43 vestigios franquistas en cuarteles de la Guardia Civil.

Así se lo ha asegurado el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria a una pregunta escrita del portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet.

El Gobierno explica que la Comisión Técnica de Expertos de la Ley de Memoria Histórica contabilizó en 2011 un total de 43 vestigios franquistas en dependencias del instituto armado, de los cuales se consideró que 38 debían ser retirados y los cinco restantes podían ser conservados.


La contestación parlamentaria señala que la retirada de esos vestigios "se viene efectuando de forma paulatina, conforme lo permite la disponibilidad presupuestaria, debido a que no existe un crédito específico habilitado a tal fin".

Para Mulet, "si después de nueve años de elaborarse ese informe, no se han retirado, por ejemplo, los tres escudos que lucen en tres cuarteles de la Guardia Civil en Valencia, ni hay plazo para ello, es que se están burlando de la ciudadanía, demuestra que la ley 52/2007 es una tomadura de pelo, y que tanto para los gobiernos del PP como del PSOE y ahora para el de PSOE-UP, dignificar la memoria democrática solamente está en los titulares y no en los hechos".

Compromís denuncia además que "el Gobierno más progresista de la historia" "vuelva a burlarse del control parlamentario y no aporte la documentación pedida del catálogo donde se pueda ver estos 43 vestigios catalogados, y que tampoco se explique por qué de los 43, 5 pueden ser conservados, ni tampoco explicación de cuantos de los 38 restantes se han retirado". "Son un fraude de Gobierno, como los anteriores", se queja Mulet en un comunicado.